Las rotaciones del alma 11:1-13

El Portón de las Reencarnaciones del Arizal en español

1. Esta es una breve discusión sobre la reencarnación. Esto es lo que me dijo: Con respecto al asunto de la reencarnación, brevemente, esto es lo que cada persona necesita saber, y cómo comportarse para rectificarse. 

Como se sabe respecto a los cuatro mundos de Atzilut, Beriá, Yetzirá y Asiá, cada mundo tiene dentro de él cinco Partzufim: Arij Anpín, Aba e Ima, Ze’ir Anpín y Nukvá. Sin embargo, la situación no es la misma para cada uno.  Los tres mundos de Beriá, Yetzirá y Asiá son paralelos a Ima, Ze’ir Anpín y Nukvá de Atzilut. Sin embargo, en cuanto a Arij Anpín y Aba de Atzilut, no hay dos mundos que sean como ellos más altos, ya que están totalmente ocultos.

También se sabe que, de todos los niveles incluidos en los cuatro mundos de Atzilut, Beriá, Yetzirá y Asiá, proceden todas las almas de los hijos de Adám, según el significado trascendental del verso: “Son hijos de Elohim, su Elohim[i]. Si es así, encontramos que las almas son literalmente como los propios mundos en general y en detalle. Las almas que provienen de Atzilut se dividen en cinco niveles que corresponden a los cinco Partzufim de Atzilut. Las que emanan de Arij Anpín se llaman Yejidá, de Aba se llaman Jayá, de Ima se llaman Neshamá, de Ze’ir Anpín se llaman Rúaj, y de Nukvá se llaman Néfesh. Todos ellos son secciones de Atzilut. Después están las que son más bajas.

Todas las que vienen del Mundo de Beriá son llamadas Neshamá de Beriá; de Yetzirá son todas llamadas Rúaj de Yetzirá; de Asiá, son todas llamadas Néfesh de Asiá. Esto es en términos generales.

Más específicamente, las almas que emanan del Arij de Atzilut se dividen en cinco secciones. Las que provienen del Kéter de Arij se llaman Yejidá de Yejidá, del Jojmá de él se llaman Jayá de Yejidá, del Biná de él se llaman Neshamá de Yejidá, de sus Seis Extremos se llaman Rúaj de Yejidá, y del Maljut de él, Néfesh de Yejidá. Todos los cinco niveles mencionados se consideran incorporados en Yejidá. De esta manera se dividen los cinco niveles de Jayá; desde Aba de Atzilut, y todos ellos se llaman Jayá. Lo mismo sucede con las cinco secciones de la Neshamá desde el lado de Ima, que todas ellas se llaman Neshamá. Lo mismo ocurre con las cinco secciones del Rúaj de Ze’ir Anpín, que todas se llaman Rúaj, así como los cinco niveles que hay desde la Nukvá, que todas se llaman Néfesh de Atzilut.


2. Es similar con respecto a los tres mundos de Beriá, Yetzirá y Asiá, cada uno de los cuales con todas sus cinco secciones es sólo similar a un Partzuf particular de Atzilut, como se ha mencionado. Las almas que provienen de Arij de Beriá se llaman Yejidá de Beriá. De Aba se llaman Jayá, y de Ima se llaman Neshamá. De Ze’ir Anpín se llaman Rúaj, y de la Nukvá de Beriá se llaman Néfesh de Neshamá de Beriá, y se llaman Neshamá de Beriá. Lo mismo ocurre con las almas de los cinco Partzufim de Yetzirá; Yejidá, Jayá, Neshamá, Rúaj y Néfesh; todas ellas se llaman Rúaj de Yetzirá, y de manera similar para las almas de los cinco Partzufim de Asiá; Yejidá, Jayá, Neshamá, Rúaj y Néfesh; todas ellas se llaman Néfesh de Asiá. Por lo tanto, el asunto de las almas ha sido explicado en general y en detalle.


3. Todos los niveles de almas mencionados estaban incluidos en Adám haRishón. Adám estaba compuesto por 248 miembros y 365 tendones, en el nivel del alma dentro de él también, de manera que cada sección de las mencionadas se dividió según el orden mencionado. ¿Cómo? Yejidá de Atzilut se dividió en 613 miembros y tendones, y cada miembro y tendón se considera una raíz. Lo mismo ocurrió con la Jayá, o la Neshamá, o el Rúaj, o el Néfesh de Atzilut: cada nivel se dividió en 613 raíces.

Fue similar para todos los niveles de los cinco Partzufim de Beriá, que se dividieron en 613 raíces, y todos ellos son considerados como la Neshamá de Beriá, como se mencionó anteriormente. Lo mismo ocurrió con todos los niveles de los cinco Partzufim de Yetzirá, de la manera discutida, y con todos los cinco Partzufim de Asiá, también de la misma manera, como se discutió anteriormente. También es posible que cada sección se divida en más detalles como resultado del pecado Adám haRishón y otras creaciones.

4. Para entender el asunto, se explicará una sección de ellas de la que se podrá inferir el resto. Comenzaremos con la Nukvá de Asiá.

La Nukvá de Asiá incorpora 613 miembros y tendones considerados como 613 raíces principales, lo que significa que no puede haber menos que esto. Cada una de estas raíces no tiene menos de 613 chispas, y cada chispa es una sola alma completa; se llaman 613 chispas principales.

Como resultado de la mancha, pueden dividirse en divisiones más específicas, es decir, las 613 raíces principales pueden dividirse hasta seiscientas mil pequeñas raíces, pero no más. Sin embargo, es posible menos que esto. Tampoco es obligatorio que cada raíz grande se divida en un número igual a la raíz de su contraparte, porque todo depende de la mancha.

Hay raíces principales que se dividirán en mil raíces pequeñas, otras en cien, etc. Sin embargo, el total combinado de las 613 raíces principales no puede dividirse en más de seiscientas mil raíces pequeñas. Es similar con respecto a las 613 chispas en cada raíz de las 613 raíces principales, porque cada chispa de ellas se divide en muchas chispas. Sin embargo, hay chispas grandes que se dividirán en mil chispas pequeñas, algunas en cien, y de manera similar. Sin embargo, todas las 613 chispas principales colectivamente no pueden sumar más de seiscientas mil pequeñas. (Ver figura 10, explicará estos ultimo 4 párrafos)

5. Debe saberse además que, así como todas las 613 raíces principales generales de la Nukvá de Asiá se subdividen, en el principio hay un alma que es el padre de todas ellas, y es de esta manera, porque en el principio hay un alma que es padre de todas ellas, Adám haRishón que las incluyó a todas; después de eso todos ellos fueron incluidos en los tres patriarcas, Avraham Yitzják y Yaakov; después de eso todos ellos fueron incluidos en las 12 Tribus, y después de eso se dividieron en 70 almas, después de lo cual estas 70 almas se dividieron hasta 600,000 chispas principales como es cada raíz de las 613 principales un Partzuf que incorporó 613 que se divide de la manera mencionada, hasta 600,000 chispas pequeñas.

¿Cómo? Adám incorporó todas las 613 raíces principales en el Partzuf completo de la Nukvá de Asiá. El hombro izquierdo de Adám haRishón es una raíz principal y un Partzuf completo que se divide en 70 pequeñas raíces, pero no más. Estas 70 pequeñas raíces incluyen todos los 613 miembros y tendones de este Partzuf, y todas estas 70 pequeñas raíces se dividen en 600,000 pequeñas chispas.

 Sin embargo, Kayín incorpora toda esta raíz principal que incluye las 70 pequeñas raíces, de las 600,000 pequeñas chispas, que es similar a Adám haRishón. En esta raíz principal hay tres antepasados que incorporan todo, y después de eso 12 tribus, y después de eso, 70 almas. Al final se dividen en 600,000 pequeñas. (Ver figura 11)

6. Ahora se explicarán los detalles de las 70 raíces pequeñas. Se ha mencionado que todas ellas al dividirse suman un total de 600,000 pequeñas chispas, pero que cada raíz de ellas no tiene necesariamente el mismo número de chispas que otra. Lo que tienen en común es que cada raíz se dividirá en 613 chispas internas y esenciales, que son los eruditos de la Torá de esa raíz. Alrededor de ellas emanan ramas, los “dueños de casa” y los “simplones” de los cuales no hay cantidades fijas como se ha mencionado.

Esta es la explicación, en las 70 pequeñas raíces en el miembro del hombro izquierdo que lleva el nombre de Kayín, todas ellas comprenden una única raíz principal en Adám haRishón; una de las raíces de estas 70 es el miembro del talón en la pierna izquierda del Partzuf que incorpora toda la raíz de Kayín. En esta pequeña raíz de Kayín hay 613 chispas y todas ellas son eruditas de la Torá. Alrededor de ellas emanan el resto de las chispas del alma de las personas: “maestros de Mitzvá” además, comerciantes y simplones, de los cuales no hay una cantidad fija como se ha mencionado. Todo lo que es imperativo es que todas las chispas de las 70 raíces pequeñas en una raíz principal no superen las 600,000 raíces pequeñas

7. También hay que saber que cada miembro incluye el equivalente espiritual de carne, pequeños tendones y huesos, aunque los tendones de los miembros no forman parte de los 365 tendones principales. Así, las 613 chispas de este talón, que son las chispas de los eruditos de la Torá, se dividen en las tres partes mencionadas: carne, tendones y huesos. De esta manera, el resto de las chispas, son “maestros de acciones”, etc., como se mencionó anteriormente, se dividen en las tres secciones mencionadas, y el orden de los niveles es: primero la carne, por encima de ésta los tendones, y por encima de ambos los huesos en el nivel de la médula dentro de ellos, pero no ellos mismos. Se ha explicado el Partzuf de la Nukvá de Asiá, todo lo que estaba incluido en Adám. De esto se puede inferir el resto de los detalles hasta Arij de Atzilut.( ver figura 12.)

8. Ahora se explicará el asunto del aferramiento del alma de una persona individual a todos los mundos.

Como los rabinos han escrito con respecto al versículo: “¿Dónde estabas cuando fundé la tierra?”[ii], alguien que tiene una chispa de alma de las chispas individuales en el miembro del talón izquierdo que es una pequeña raíz de las 70 pequeñas raíces de la raíz principal, que es el hombro izquierdo del Partzuf de Adám haRishón desde el nivel de la Nukvá de Asiá, se aferrará a ese mismo lugar en el Partzuf de Ze’ir Anpín de Asiá y en el Partzuf de Ima de Asiá, hasta las alturas superiores del talón de la pierna izquierda, que es una pequeña raíz de las 70 pequeñas raíces, en una raíz principal, que es el miembro del hombro izquierdo de Arij Anpín de Atzilut.

Todas estas secciones son consideradas como una sola alma. Esta persona asciende y toma todas sus porciones desde su parte inferior hasta su parte superior como se ha mencionado. Al principio toma su porción en el Nukvá de Asiá, el talón mencionado y que es llamado el Néfesh del Néfesh. Asimismo, asciende y toma su porción en el Arij del Néfesh a nivel del talón, mencionado anteriormente. Entonces habrá completado todas las porciones de su Néfesh en Asiá. Es similar con respecto al Rúaj de Yetzirá, etc., hasta que él asciende y toma su porción en el Arij de Atzilut en el nivel del talón, como se discutió. Así su Yejidá dentro de él desde el mundo de Atzilut se completará, terminando y completando su alma en todas sus porciones. Este es el propósito del enganche específico de la sección de su alma en detalle.

9. Sin embargo, en términos generales, hay otra cuestión. Aunque se ha explicado que la chispa del alma de una persona por sí sola se considera el alma de la persona, específica y esencialmente, las chispas individuales del alma que resultan de la división de este talón mencionado, el talón general de todo el Partzuf que está en la raíz principal llamada Kayín, que es el hombro izquierdo de Adám haRishón, todas ellas juntas se consideran un alma principal única y completa. Como se mencionó hay 613 almas principales en cada raíz de las grandes, porque el talón completo mencionado es una de las 613 almas principales que están en la raíz del miembro del hombro que se considera una raíz principal. Más adelante se explicará el propósito de este asunto.

10. Habiendo explicado bien los niveles de las almas y el lugar al que se aferran, se explicarán ahora sus procedimientos. Sabe que una persona no se considera completa hasta que no se haya rectificado en vida y haya merecido alcanzar la Yejidá del Arij Anpín de Atzilut, como se ha comentado. Sin embargo, alguien que no ha merecido alcanzarlos, sino sólo todos los niveles de Asiá, ha adquirido un Néfesh completo que incorpora todo el mundo de Asiá. Lo mismo ocurrirá con el resto de las divisiones, hasta que esté completo, como se ha mencionado.

La rectificación de una persona depende de muchas cosas, como el cumplimiento de todas las Mitzvot Positivas, el aprendizaje de la Torá, etc., como se explicará. En la medida en que uno los aumente, en esa medida completará su rectificación y tendrá el mérito de adquirir todas las secciones de su alma. Cuando, Hashem no lo permita, peca y transgrede alguna de las 365 Mitzvot Negativas, en la medida en que lo haga, esa es la medida en que manchará las secciones de su alma, aunque haya realizado muchas Mitzvot Positivas.

11. Entiende que el asunto de la rectificación, o lo contrario, la mancha, es en el lugar al que se aferra su alma, y no en el resto de lugares. Esto es también de una manera similar a lo que se mencionó anteriormente, porque la rectificación principal o la mancha es sólo para el lugar al que su alma se aferra, que es una chispa individual. Sin embargo, todas las chispas que son sus parientes también las rectifica o mancha. ¿Cómo? Alguien que es del talón izquierdo que está en el Partzuf del hombro izquierdo llamado la Raíz de Kayín; si rectifica entonces causa rectificación para todas las chispas del talón mencionado. Si él rectifica entonces causa rectificación a todas ellas, aunque ya han rectificado completamente todo lo que era necesario para ellas, todo lo que era relevante para las chispas individuales, para cada una de ellas. No se les llama completas y totalmente rectificadas hasta que no quede incompleta ni una sola chispa principal o pequeña, de todas las chispas del talón; sólo completa. Esto se debe a que todo este talón es considerado como un alma principal, como se mencionó anteriormente. Por lo tanto, todas estas chispas, incluso si el alma de Shmuel el Profeta,  es una de ellas, no se considerará completa hasta que todas las chispas de este talón completen la rectificación, incluso la más pequeña de ellas. Por lo tanto, todos ellos vienen a ayudar a la chispa manchada de este mundo a rectificarse. Sin embargo, el resto de las chispas del miembro del hombro izquierdo no pueden ser rectificadas o manchadas como resultado de las chispas del talón en absoluto.

12. El principio que surge es que cada raíz de las pequeñas raíces en cada miembro, llamada raíz principal de las 613 grandes raíces en el Partzuf de Adám haRishón; cada pequeña raíz, llamada un alma principal, todas ellas se ayudan mutuamente, como se ha mencionado. Sin embargo, ninguna mancha única puede manchar todas las secciones que están en cada mundo, como se mencionó anteriormente. Sin embargo, hay un pecado leve que mancha su Néfesh de Asiá, y hay un pecado más grave que mancha la sección de su Rúaj que está en Yetzirá, etc., como se sabe. Cuando una chispa específica mancha en Asiá, todas las chispas del talón en Asiá mencionadas tendrán una mancha similar, y el impacto colectivo de una chispa que mancha será similar en todos los mundos. Obviamente, sin embargo, el principal castigo o recompensa no es sino para esta chispa específica, aunque el flujo de luz hacia este talón se reducirá para todas sus chispas como resultado de la mancha de esta chispa específica.

13. Ahora, la rectificación y la mancha serán explicadas en detalle, comenzando con la rectificación del Néfesh del mundo de Asiá porque es el más bajo de todos los niveles, y entra en una persona al nacer precediendo a todos.

Como ya se sabe, una sección superior no entra hasta que se completa la rectificación de la inferior. Así, al principio, debe completar la rectificación de la entrada de todas las secciones del Néfesh de Asiá, y después de eso comenzarán a entrar en él las secciones del Rúaj de Yetzirá. Una vez que se completen, entonces entrará la Neshamá de Beriá, etc., hasta completar todo. Las condiciones relativas a este asunto serán explicadas en este libro, el octavo portón llamado “Shaar HaGilgulim”.

Sabe que toda la rectificación de una persona, para que merezca el Néfesh de Asiá es a través del cumplimiento de Mitzvot Positivas, de los cuales hay 248. Todos los defectos se deben a la falta de su cumplimiento o a que ha transgredido una de las 365 Mitzvot Negativas. El aprendizaje de la Torá es para adquirir la Rúaj de Yetzirá, como se explicará.

Jaím Vital, Las rotaciones del alma parte 1, Ediciones Reé, pág. 121-135


No esperes más

Puedes adquirir el libro de manera física y digital en Amazon Kindle


[i] Devarim 14:1

[ii] Iyov 38: 4

Deja un comentario