El sustento de Israel

A propósito de Tu Bishvat

Para todas las personas, el sustento es algo primordial ya que, sin este, simplemente no podríamos subsistir, pero ¿De dónde viene esa manutención? Viene directamente de la mano de Elohim, como dice el Talmud, en el tratado de Taanit 2a:

“Hay cuatro llaves que vienen directamente de la mano de Elohim, sin un intermediario: la lluvia, el sustento, la resurrección de los muertos y la vida”.

Pero muchas personas consideran que no es necesario cumplir con la Torá para recibir el sustento, sino que ya está escrito lo que recibirán, por su “mazal” y se puede ver por medio de su signo zodiacal, como dice en el libro:

“Y los que no conocen este secreto dicen, hijos, la vida y el sustento no es una cuestión de mérito, sino que depende de las constelaciones/mazal.”
Seder Tu Bishvat: Pág 101, 64.

Pero la verdad es que para Israel no es así, todas nuestras acciones van sumándose o restándose para recibir una recompensa y no sólo en el mundo venidero, sino también en este mundo. Recordemos que Israel está por encima de la influencia de la astrología, esto es debido a que la Torá es más poderosa que las constelaciones que rigen el destino de las personas, para que podamos estar sobre esta influencia cósmica, es necesario el cumplimiento de los mandamientos con kavaná, como dice en el libro:

“Por esta razón, todo aquel que se ocupa de la Torá está liberado de las influencias de las estrellas y las constelaciones. Aprender Torá con la intención de guardar sus mandamientos, si no es con su intención de guardarlos, entonces es como alguien que no se ocupa de la Torá, y las estrellas y las constelaciones dominarán sobre él.”
Séder Tu Bishvat, pág 102, 66

Por tanto, quien cumple la Torá se libera de su mazal, construye su propio camino y se acerca a Elohim, pero quien no lo hace, se queda sometido a la influencia de las estrellas y se aleja de Elohim. La Torá es considerada árbol de vida para todos lo que se acercan a ella, y sus frutos (preceptos) dan sabiduría a los que los cumplen, como dijimos anteriormente, gracias a ella se tiene el sustento material, pero también el sustento espiritual, la oración también nos permite nutrirnos espiritualmente. Como dice en el libro:

“Y los hijos de Israel son llamados un árbol grande y poderoso con sustento para todos dentro de él. Dentro está la Torá siendo sustento en lo alto, dentro está la oración, siendo sustento para los de abajo. Incluso el sustento de los ángeles viene solo de Israel, porque si Israel no hubiera estudiado la Torá, el sustento no habría venido de la Torá que se compara con un árbol”
Séder Tu Bishvat, pág 84, 496

Recordemos que Israel sostiene el mundo con el estudio y la oración, todas las naciones reciben su sustento gracias al esfuerzo del pueblo de Israel, por ello, es necesario comportarse de la mejor manera posible, porque, aunque no nos demos cuenta, nuestras acciones y formas de ser crean una repercusión en el mundo entero. Muchas veces no actuamos de la mejor manera porque nos dejamos llevar por las malas inclinaciones, somos necios y no escuchamos el consejo, como dice en el libro:

“La Torá está ante ellos, pero no prestan atención, ni saben lo que miran… ¿Hasta cuándo estaréis en tinieblas a causa de tus malos deseos?”
Séder Tu Bishvat, pág 97, 111

Pero siempre tenemos posibilidad de retornar a la luz de Dios, con dedicación y esfuerzo, podemos alcanzar niveles de conciencia superiores para que todo lo que hagamos sea con la kavaná correspondiente y podamos hacer descender las bendiciones para el mundo entero.

Adquiere el libro hoy mismo

Puedes adquirir el libro de manera digital en Amazon Kindle

Deja un comentario