Atribuir Grandeza

Cuando pronuncies el Nombre de Havayah, atribuir grandeza a nuestro Elohim”. (Devarim 32:3)

El significado metafísico de este versículo que dijo Moshé Rabenu, al pueblo de Yisrael, es: “Cuando pronuncies Havayah, debes tener la intención para Havayah en el nivel de Sa”G”. Con respecto a “Atribuir grandeza a nuestro Elohim” es tener intención de atribuir grandeza a Elohim a través de la expansión, porque a través de esta intención, el Nombre de 26, que es Havayah, se convierte en Havayah de Sa”G”.1

Este es el significado de, “atribuir grandeza”, porque a la palabra “godel/grandeza” le falta su Vav y por lo tanto, tiene un valor numérico de 37, mismo valor que el de las letras extra en la expansión de Sa”G. 2 Este es el significado de “a nuestro Elohim”.

Además, significa que la Nukvá de Ze’ir se llama “Nombre de Hashem”. Él les dijo: “Cuando invoque el Nombre de Hashem”, que es Maljut, “para recibir luz de Ze’ir”, como el verso que dice: ‘se llamaron el uno al otro’ (Yeshayahu 6:3), “atribuyan grandeza desde el lado de Gedolá”, llamada Jésed, “’a nuestro Elohim’”, que es el Maljut mencionado.

La idea es que, como resultado de Jésed, su partzuf se agranda. La expresión: “Nuestro Elohim” tiene una gematría de 102, que es la gematría total de las letras adicionales de las tres expansiones de A”V, Sa”G y Ma”H, que son 46, 37 y 19. Tienen una gematría total de 102. Estos tres Havayot3 le son dados para ampliar el Maljut, que es el Havayah inferior con Heihin4.

Los tres Hovayot simples tienen una gematría combinada de 78, igual a la de: “havu / atribuyan / 13” más la gematría de “godel /grandeza / 37” y la “Lámed / 30” que precede a “Eloheinu” en el versículo. El total es 805, y quitando los dos kolel de las dos palabras “havu” y “godel” quedan 78, la gematría de los tres Havayot mencionados.

Además, las palabras del versículo: “cuando… nombre” tienen una gematría de 370, que son las 370 luces de Arij Anpin. Cuando el Maljut está cara a cara con Ze’ir Anpin tiene las 370 luces. Este es el significado de, “Atribuir grandeza”, porque al atribuirle grandeza, su rostro se agranda y se alarga con las 370 luces.

Además, “shem / nombre” es igual a “Havayah-Shaday” en valor numérico. Las letras finales de “havu godel l’Eloheinu” tienen una gematría de 42.

Dijo Shmuel: Es posible que haya una alegoría en esto. Cada Nombre de 42 está en Gevurá, y por eso dice: “Atribuyan grandeza a Eloheinu”, un Nombre en el nivel de Gevurá.

Sección extraída del Shaar haPesukim porción Ha’azinu.

Comentario

Dentro de este verso encontramos dos alusiones muy interesantes a la Grandeza de Elohim, comienza el Arizal explicandonos que al decir Moshé “atribuir grandeza” nos está recomendando “expandir” el nombre de YHWH de tal grado que valga 63. Se entiende gracias a que “Grandeza/godel” en este caso vale 37, y 37 más 26 resulta 63. Para que el nombre de YHWH valga 63 tenemos que reescribir sus cuatro letras así: י = יוד, ה=הי, ו=ואו y ה= הי, de esta manera obtenemos un nombre completo con 10 letras: יוד הי ואו הי. Este nombre está asociado con el mundo de Beriá y con el Partzuf llamado “Aba /padre” también conocido como “Jojmá”.

Otro punto importante a notar en esta explicación del Arizal es que la idea de “atribuir grandeza” es en realidad traer luz desde los mundos superiores a esta dimensión, él nos dice que “invocar el Nombre” se refiere a este mundo, por lo que cuando lo invocamos adecuadamente estamos haciendo una conexión desde este plano con los tres superiores, los tres nombres de Havayah A’V, SaG y MaH son los tres mundos de Atzilut, Beriá y Yetzirá, estos los unimos con Asiá.

El Arizal concluye con dos ideas, una es que, todo este concepto de “grandeza” tiene que ver con “extender” tal como explica que gracias a “Jésed” se expande el partzuf de Maljut y con la idea de extender las 370 luces del rostro de Arij anpin, las 370 luces de Arij anpin son las luces de la barba de este partzuf, por eso utiliza estos términos de “extender” como una alegoría a que la barba se extiende hacia abajo y toca dimensiones inferiores, compartiendo su luz sin la necesidad de desprenderse de su fuente. La otra idea no es muy clara pero podemos entenderlo así: las letras finales de “atribuir grandeza” en hebreo tienen un valor numérico de 42, inmediatamente podemos conectarlo con la oración del Ana bejoaj pero no solo eso, Shmuel explica que los nombres que provienen del 42 tienen una adherencia a la sefirá de Gevurá, por eso dice “grandeza a nuestro Elohim” utiliza “Elohim”, que proviene de Gevurá” en lugar de utilizar otro nombre que venga del lado de Jésed. Cuando agrandamos las sefirot que se “comprimen” es una manera de “endulzar los juicios” cambiar los atributos de rigor por los de bondad, este secreto podemos verlo a través de la explicación del Arizal y el Rab Shmuel Vital

Daniel ben Eliyahu

No esperes más

Puedes adquirir el libro de manera digital en Amazon Kindle

  1. Havayah de SaG es el nombre de HaShem escrito de manera que su valor total es 63 así:
    יוד הי ואו הי ↩︎
  2. Es decir: וד י א י que sumadas dan 37 ↩︎
  3. Plural de Havayah ↩︎
  4. Plural de Hey, la quinta letra del alfabeto hebreo ↩︎
  5. “atribuyan grandeza a…” en hebreo es igual a 80 ↩︎

Deja un comentario