Las raíces de las almas

Fragmento del Shaar haGilgulim

Seguramente has escuchado con respecto a que en nuestro cuerpo tenemos 613 miembros principales, correspondientes a los 613 mandamientos de la Torá, 248 son miembros y 365 arterias, pero hay algo más. Así como es arriba lo es abajo, significa que el hecho de que nuestro cuerpo físico tenga esa composición, es un reflejo del cuerpo superior, del cual todos venimos.

El Arizal nos explica este complejo anatómico en su libro Shaar haGilgulim, conocido como “el portón de las reencarnaciones”, a pesar de dar varias especificaciones del cuerpo de Adám haRishón (el primer hombre) en la Introducción 38 párrafo 98 en adelante, nos detalla algo muy interesante y es que, a nivel alma, todos dependemos del cuerpo de ese Adám, nuestras almas se enlazan y convergen de maneras que no nos imaginamos. Él dice lo siguiente

38:98. Esta es una explicación de las raíces de las almas y sus explicaciones. Sabe que todas las almas dependen de Adám haRishón, porque él incorporó las cinco raíces de las almas, que son: Arij, Aba e Ima, y Ze’ir Anpín y Nukvá. Hay 248 miembros y 365 tendones en Adám, y por lo tanto 613 raíces. Lo que quise decir es que cada miembro de los 248 y cada tendón de los 365 tendones, de todos los 613 miembros y tendones, tiene dentro de sí un Partzuf y se considera una sola raíz.

38:99. Cada miembro incluye carne, tendones y huesos, como dicen los sabios respecto al tema de la impureza espiritual, y el tema de un miembro de un animal vivo. Sin embargo, estos tendones no son el tema de los 365 tendones, porque los 365 tendones son tendones en sí mismos, aparte de los 248 miembros. Los tendones incluidos en los miembros son las pequeñas arterias que recorren la carne y el miembro y no están incluidos en los 365 tendones.

Por increíble que parezca, después de que sabemos que el cuerpo de Adám tiene 248 miembros y 365 tendones/arterias, la clasificación no termina ahí, es decir, cada miembro de los 248 principales tiene nuevamente un aspecto de “carne”, “tendones” y “hueso”. Lo que nos quiso decir el Arizal en los versos anteriores es que estos “tendones” dentro de uno de los 248 miembros no son los mismos que los tendones principales, por así decirlo son “los tendones de los miembros principales”. Al entender esta clasificación estamos listos para continuar con su explicación

38:100. Encontramos que las 613 raíces están en Adám haRishón, y cada raíz de ellas tiene 613 chispas de alma, siendo cada chispa una sola alma. Todo esto en el exterior del Néfesh, como se explicará más adelante, y esta es la verdad del aspecto principal del asunto. Sin embargo, como resultado de los pecados y las manchas de los seres inferiores, los dos niveles mencionados se dividen en muchas partes. Esta es la explicación:

Las 613 raíces grandes son capaces de separar y dividir hasta 600,000 raíces pequeñas. Del mismo modo, las 613 chispas grandes son capaces de separarse en 600,000 chispas pequeñas. Sin embargo, debes saber que no es obligatorio que estas 613 se dividan en 600,000 pequeñas raíces. Significa que no puede haber menos de 613 raíces grandes o menos de 613 chispas grandes en cada raíz de las 613 raíces. Del mismo modo, no puede haber más de 600,000 raíces pequeñas o más de 600,000 chispas pequeñas en cada raíz de las 613 raíces. Una cantidad media es posible, porque puede dividirse en 1,000, o miles, o 10,000 raíces o chispas, o similar a esto, dependiendo del nivel del pecado.

La razón para esto es mencionada en los Tikunim, Tikún 69, que una raíz no puede reencarnar más de 600,000 veces, pero menos de 600,000 hasta 613 veces puede, dependiendo de la pequeñez del pecado y su nivel.

El pecado, más que transgresión al Creador es un alejamiento de su presencia, vemos que cada que pecamos añadimos una sección más a nuestra alma, que tiene que reencarnar para rectificarlo, esto cuando no hacemos teshuvá, por lo tanto, es necesario tener la mejor vida espiritual posible, no pecando, para concluir pronto nuestra rectificación a nivel “raíz de alma”

38:101. Kayín y Hével son las dos extremidades del hombro de Adám haRishón, siendo Hével el hombro derecho y Kayín, el hombro izquierdo. Este es el nivel de la sección del hombro que une el brazo con el cuerpo. Como resultado del pecado que los dos realizaron, como se menciona en Tikunim, Tikún 69, causaron una mancha arriba, y todas las raíces de los dos se dividieron, 613 almas grandes en 600,000 chispas, cada chispa de ellos siendo un alma. Esto es lo que está escrito en los Tikunim allí, que Moshé emanó hasta 600,000 almas, etc., porque él era de la raíz de Hével.

La raíz del Dáat, de la cual desciende Jasadim y Gevurot al Yesod por medio de la médula espinal, primero baja a estos dos hombros, y después baja al Yesod para traer a la existencia una gota de semilla. Cuando la gota de semilla llega al Yesod desde el hombro, se le llama “hoja de palmera datilera”, siendo las letras de “hoja de palmera” las mismas que las de ‘hombro’.

Cuando la gota desciende desde los dos hombros juntos hasta el Yesod, entonces está escrito: “Tendrá dos correas de hombro unidas a sus dos extremos, y estará unida”[i], porque entonces se unifican en Yesod. En ese momento se aplica lo que está escrito: “Tú, Shlomó, puedes tener tus mil”[ii], porque el Yesod se llama “Shlomó”.

Esto es lo que dice el versículo “Mi pacto de paz”[iii], que es entonces el secreto de 1,000 porque dos veces “hombro” es la Gematría de 1,000. Sin embargo, un hombro por sí mismo tiene la Gematría de 500, que es el total de las letras que están ocultas de la expansión del Nombre “Shaday” que está en Yesod. Cuando se unen suman 1,000.

Encontramos que uno de los secretos en el verso 12 del capítulo 8 de Cantares es que “Shlomo” representa a la sefirá Yesod, cuando se le dice que puede tener sus “mil” es una referencia a los dos hombros que descienden hasta él. Según la explicación del Arizal, la Raíz del Dáat,, en el que hay Jasadim y Gevurot, tienen que bajar hasta Yesod, pero primero pasan por los dos hombros, como la palabra “hombro” vale 500, al sumar los dos hombros tenemos “mil”, por eso a Shlomo se le escribe que “puede tener sus mil” es decir, la sefirá de Yesod ya recibió la raíz que venía de Dáat y que pasó por ambos hombros.

Después de esta explicación, el Arizal pasa a enseñarnos la relación del Rab Jaím Vital con el alma de Kayín, ya que Jaím vital es de su raíz.

Comentario

Hablar del alma es un tema extenso, la anatomía del cuero es inmensa y compleja, y aún así, el cuerpo solo es como una simple camisa para el alma, significa que la “anatomía” del alma es mucho más interesante. El Arizal nos explica un poco sobre esa composición, en otra parte del libro nos detalla que incluso en los mundos superiores, no solo existen los aspectos de “hueso”, “carne” y “tendones” también hay “alas” y estas tienen subdivisiones dentro de ellas. Aún así, seguimos en el camino del aprendizaje, y quizá algún día, en el reinado del Mashíaj todo esto será comprendido por todos nosotros.

Daniel ben Eliyahu

No esperes más

Puedes adquirir el libro de manera digital en Amazon Kindle


[i] Shemot 28:7

[ii] Shir HaShirim 8:12

[iii] Bamidbar 25:12

Deja un comentario